De Europea Americana Sexy Fiesta Popular Y Romanos Zapatos vb76yYfg

Selección de idioma

Swedish High Jodhpur Mujer Heeled Hasbeens Zapatos Negro Botines Yy6vf7Ibg
De Nuevo Sandalias Cuero Piel Verano Vaca Caliente Huecos 2019 WDH2I9E
Imprimir página
En De Segunda Provincia Málaga La Sandalias Tacón Ancho Mano OiPXZwkuTl

Inmunoglobulinas

Las inmunoglobulinas (anticuerpos) son proteínas de importancia vital que circulan en el torrente sanguíneo y realizan una amplia variedad de funciones. Influyen notablemente sobre el equilibrio de nuestro sistema inmunitario.

El tipo predominante de anticuerpo en la sangre humana es la inmunoglobulina G (IgG). Sus funciones más importantes son neutralizar y eliminar los virus y las bacterias que penetran en el organismo, los productos del metabolismo bacteriano (toxinas) y las sustancias producidas en el marco de procesos inflamatorios o la destrucción celular.

Gracias a su estructura, la IgG es capaz de unirse a receptores (lugares de unión) en la superficie de las células sanguíneas o a ciertas células de órganos y de influir sobre el comportamiento de estas células. De este modo se regula su proliferación y maduración así como la actividad de las células de nuestro sistema inmunitario.
Mediante su unión a las células, las inmunoglobulinas influyen sobre el control de procesos inflamatorios, sobre la regeneración de tejidos destruidos después de traumatismos o intervenciones quirúrgicas y también sobre el mantenimiento de las funciones de los órganos. Son importantes con respecto a la comunicación entre nuestro sistema inmunitario y nuestro sistema nervioso,  la coagulación y al sistema circulatorio.

Deficiencia de anticuerpos

La deficiencia de anticuerpos es una manifestación del deterioro en la maduración o la función de los linfocitos en la sangre. Las células no reaccionan o lo hacen de forma inadecuada a los patógenos invasores, y el sistema inmunitario es incapaz de mantener una concentración normal de anticuerpos en la sangre.

La consecuencia es la aparición de infecciones recurrentes y en ocasiones potencialmente letales, así como la producción de trastornos en la función de determinados órganos. Una consecuencia particularmente característica es un incremento de la susceptibilidad a las infecciones bacterianas. La curación de heridas y la regeneración de tejidos pueden también deteriorarse debido a la inducción de reacciones inflamatorias por falta de mecanismos inhibidores.

(Más información)